Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Desde los márgenes

 

Reflexiones y oración desde la espiritualidad de la marginación, la encarnación y la exclusión social.

 

Ver anteriores

¡Gracias, María!


Maria, aquí estamos los del Bosco, ese centro donde hemos compartido cientos de tardes en los último años.


María, esa voluntaria tan querida por todos, que desde hace años venías al Centre Obert , siempre dispuesta a ayudar con las mates, siempre con paciencia, siempre con respeto, siempre dispuesta a colaborar.

Una mujer que sabía disfrutar y aprovechar la vida, de estatura pequeña pero grande, valiente y entrañable. Todos hemos aprendido contigo. En medio del alboroto dabas paz y tranquilidad. Te has ganado el respeto y ternura de todos.

La abuela del Centre Obert!!!.

Este curso, por enfermedad, no pudiste venir como otros años. Seguro que seguirás a nuestro lado de esa manera mágica que tienen las personas que nos quieren. Damos gracias a la Vida, gracias a Dios, que es amor, por este regalazo que nos hizo a través de ti. Hay una canción que conocías que dice "Evangelio es darte mi tiempo, es darte mi mano..." Es eso lo que hiciste...ser buena noticia. Gracias iaia Maria!!!

Nos sentimos muy afortunados de haberte conocido. Por habernos contagiado eso que nos decías: “Lucha por lo que quieres, lucha por tus objetivos”.

Tantos cientos de detalles. Durante años, por tus manos, se ha cumplido eso de “danos hoy nuestro pan de cada día” porque muchas veces tú misma te encargabas de recoger el “Pan” con tu bolsita de tela, en la panadería del barrio para luego hacer las meriendas de los chicos y chicas del centro.

Contaros una de tantas anécdotas: Un día un chico abrió una puerta enérgicamente, (con todo el ímpetu de la juventud).  María detrás de la misma recibió el golpe con la puerta,  se pegó tal batacazo que cayó al suelo. Parecía haberse hecho muchísimo daño, el educador que había allí se enfadó mucho con el chico en cuestión, y le reprendió severamente…”tenías que tener cuidado y prestar mas atención. Ahora piensa como repararlo”.

María al día siguiente,  lo primero que le dijo a este chico cuando lo vio entrar por la puerta fue algo así como: “Lavate bien las manos y dime como quieres el bocadillo de queso o sobrasada?...

Acabamos con un poema de Bertolt Brecht, que nos permitimos “feminizar”.

“Hay mujeres que luchan un día y son buenas.

Hay otras que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenas.

Pero hay las que luchan toda la vida, esas son las imprescindibles!“.

GRÀCIES MARIA! Per tu gratuidad, por tu dedicación, por regalarnos tu tiempo. Siempre serás un ejemplo per nosaltros.


En nombre de todo los chicos y chicas, de los jóvenes, las familias, los educadores y los voluntarios del Centre Obert Don Bosco y de la gente de la Parròquia: Gracias, yaya Maria!!!

Centre Obert Don Bosco

07-12-2014

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo